Ver tienda más cercana

Elimina las bacterias en tu hogar con la limpieza a vapor

Ventajas de la limpieza a vapor

 

 

 

Limpieza profunda sin productos químicos

 

El secreto de la limpieza a vapor se basa en la potente combinación de presión, velocidad y temperatura. Las microscópicas partículas de vapor penetran incluso en las hendiduras de difícil acceso y en los orificios más pequeños para desprender a fondo las partículas de suciedad. En la limpieza con vapor no se utiliza ningún detergente químico, por lo que no se dejan residuos que puedan provocar alergias en las superficies limpias. Esto supone una importante medida de seguridad, especialmente para los niños pequeños, que se llevan todo a la boca, y los alérgicos también pueden respirar totalmente tranquilos.

 

El vapor elimina el 99,99 % de las bacterias

 

La mejor medida contra las bacterias es a menudo la más sencilla: vapor de agua caliente. La potente expulsión del vapor, la elevada temperatura del vapor, las boquillas de alto rendimiento y los paños de limpieza extremadamente calientes permiten que las limpiadoras a vapor de Kärcher eliminen el 99.9%* de todas las bacterias comunes de superficies resistentes, grifos, baldosas, espejos, etc. Esto se demostró en el marco de un estudio del prestigioso laboratorio Enders de Stuttgart. De esta manera, las bacterias comunes ya no tienen ninguna oportunidad.

 

Mejor que trapeadores y similares

 

En las superficies resistentes, como piedra, baldosas, PVC, laminado o parqué sellado, las limpiadoras de vapor de Kärcher proporcionan una limpieza higiénica. La boquilla para suelos de Kärcher equipada con láminas garantiza que el vapor permanezca durante un largo periodo directamente en el suelo y surta ahí su máximo efecto. Gracias a su elevado rendimiento de limpieza y efecto intensivo, las limpiadoras a vapor de Kärcher eliminan el 99.9%* de las bacterias comunes de todas las superficies resistentes, por lo que resultan considerablemente más higiénicas que un trapeador convencional.